¿Su empresa quiere que profesionales experimentados traduzcan sus materiales escritos?

¿Está buscando ayuda profesional para que la imagen de su marca sea más conocida y al mismo tiempo mantener la confidencialidad de la información estratégica, pero no sabe dónde buscar?

Lo primero que tiene que recordar es que la calidad tiene un precio, y los precios muy bajos muchas veces implican un producto de baja calidad.

Estará de acuerdo con que no es momento de escatimar.

Para proteger su empresa, existen cinco preguntas clave que debería hacer para ayudarlo a encontrar lo que está buscando.

1. ¿Es usted un traductor certificado?

El mundo real y el mundo virtual están llenos de “traductores” autoproclamados que no cuentan con una verdadera capacitación en traducción.

Estas personas “completamente bilingües” le dirán que fueron aprendiendo a medida que trabajaban.

Debe saber que, en Quebec, la profesión de la traducción está regulada por la Orden de Traductores, Terminólogos e Intérpretes Certificados de Quebec, abreviada “OTTIAQ”.

Un miembro potencial de la OTTIAQ tiene que tener un título de grado en traducción o una certificación equivalente, y tiene que haber completado un programa de seis meses con un mentor o tener dos años de experiencia de tiempo completo.

En cualquiera de los casos, el solicitante tiene que enviar un archivo completo a la OTTIAQ que contenga, entre otras cosas, evidencia de una capacitación adecuada y experiencia.

Al igual que los abogados, médicos y psicólogos, los traductores certificados deben proteger la información confidencial.

Juran proteger el secreto profesional.

2. ¿Se capacitó para ser traductor?

Los mejores traductores cuentan con una capacitación profesional rigurosa que comienza, generalmente, con un título universitario en traducción.

La traducción es un arte que requiere habilidades y conocimientos específicos de ciertos elementos como la gramática, la sintaxis y la puntuación, entre otros, que se adquieren únicamente a través de una educación universitaria completa.

Cualquier traductor que se respete tiene que haber adquirido las habilidades de redacción necesarias para redactar textos claros, lógicos y precisos.

También tiene que haber aprendido a lidiar con las interferencias lingüísticas y a evitar las dificultades que implica expresar un mensaje en otro idioma, y tomar las precauciones necesarias para brindar una traducción de primera calidad.

3. ¿En qué áreas se especializa?

Los traductores profesionales se enfocan en los campos específicos en los que se sienten seguros dada su experiencia en el tema.

En muchos casos, un traductor calificado en un campo específico tiene que haber estado activo en dicho campo, haber participado en cursos adicionales o haber recibido una mayor capacitación para adquirir un conocimiento especializado.

Por ejemplo, un abogado con décadas de práctica jurídica puede anotarse en carreras universitarias de traducción jurídica: la experiencia previa de esa persona lo convertirá en una autoridad en términos de derecho.

Algunos traductores profesionales pueden especializarse en muchos campos, mientras que otros quizás prefieren trabajar dentro de un área muy específica.

Por ejemplo, un traductor con un amplio conocimiento del vocabulario que utilizan los expertos en tecnología quizás no sea la persona más calificada para traducir un tratado de astronomía o la ficha técnica de un fármaco.

4. ¿Traduce a su lengua materna?

En términos generales, la lengua materna es el idioma que una persona aprende durante su niñez, y la segunda lengua es la que aprende más adelante.

Algunos expertos en sociolingüística afirman que la segunda lengua de una persona puede considerarse, en algunos casos, como un idioma “extranjero” dada su distintiva característica de estar asociada con la posición social.

De cualquier forma, hay que reconocer que el vocabulario de una persona es más amplio y más complejo en el idioma que habla al crecer.

Como consumidor, tiene que dudar de alguien que afirma que puede traducir igual de bien tanto a su segunda lengua como a su lengua materna.

Todos los buenos traductores saben que cada idioma tiene sus sutiles matices de significado.

Es esencial tener una total competencia en el idioma de llegada para producir una traducción que sea idiomática y que refleje con precisión las características culturales y lingüísticas de la audiencia a la que va dirigida el texto.

Salvo muy pocas excepciones, los mejores traductores traducen únicamente a su lengua materna, ya que pueden estar seguros de que encontrarán el equivalente exacto más adecuado para cada caso.

5. ¿Cómo puedo saber si usted está verdaderamente capacitado?

A través de la experiencia, los traductores perfeccionan sus habilidades para convertirse en profesionales completamente calificados.

Si quiere ver una prueba del estilo y la perspicacia de un traductor antes de confiarle un proyecto importante, no dude en pedirle la traducción de un extracto corto.

Un texto que esté relacionado con el campo que le interesa le dará una mejor idea de las habilidades del traductor.

No se sabe si algo es bueno hasta probarlo.

Obviamente, no olvide que un traductor profesional que es miembro certificado de la OTTIAQ tiene la obligación de proteger la confidencialidad de todo material que se le confíe.

Esto significa que tiene prohibido por ley revelar los frutos de su trabajo.

¿Conclusión?

Si busca una empresa que trabaje con profesionales de la lengua competentes, experimentados y capacitados para que le brinden un producto de primera calidad, no busque más.

Complete este formulario para darnos una idea de sus objetivos de crecimiento.

¿Prefiere hablar en vez de escribir?

Llámenos ahora al 1 833 436-6331.

Podremos evaluar sus necesidades y sugerir soluciones para contribuir a que su empresa alcance el siguiente nivel.

Traducción invisible. Solución tangible.